¿Quiénes son las personas que hay detrás de los logros de Implico? ¿Cómo llegaron a nuestra empresa y cuáles son sus motivaciones profesionales en el día a día?

Los empleados de Implico nos hablan de sus departamentos, proyectos y funciones. Conozca las distintas historias de Implico contadas por los distintos perfiles: desde estudiantes en prácticas hasta jefes de equipo.

[fa icon="plus-square"] Antonia Rönz
  • Analista de marketing
  • Trabaja en Implico desde 2010
Aprenda más

A pesar de que perteneces al grupo de empleados jóvenes de Implico, hace tiempo que trabajas para la empresa. ¿Cómo es eso?

Cuando acabé secundaria, solicité unas prácticas de marketing. Me las concedieron durante tres meses y, después me las ampliaron a seis meses. Me vino muy bien porque de todas formas necesitaba unas prácticas de otros seis meses para acceder a la universidad. A partir de los seis primeros meses, el año pasó volando.

Entonces decidí estudiar Administración de empresas, aunque quería seguir trabajando en Implico. Me ofrecieron un puesto como becaria, pero el primer año de carrera me di cuenta de que me gustaba mucho más trabajar en Implico que estudiar y de que me sentía mucho mejor en la oficina que en la universidad. Así que mi jefe, el gerente y la directora de recursos humanos me ofrecieron un curso de formación como especialista en marketing y comunicación. Lo acabé en 2015 y desde entonces trabajo como indefinida.

¿Cómo es tu día a día en el trabajo?
En Marketing, realmente no existen muchos días iguales. Tenemos que ser muy flexibles, ya que suele haber cambios en la planificación y tareas específicas para cada situación. Evidentemente, también existen tareas diarias como gestionar el correo electrónico, atender los asuntos pendientes, terminar distintos trabajos o tratar diversos temas con los compañeros. Para mí, algo muy importante es el trabajo en equipo. Cada miembro tiene su función, aunque siempre estamos los unos para los otros cuando se necesita ayuda.

¿Cuáles son tus funciones concretamente?
A lo largo del año he tenido todas las funciones posibles: relaciones públicas y redacción del contenido de la intranet, organización de eventos, control de marketing, mantenimiento del sitio web, gestión de las cuentas de las redes sociales y protección de marcas. En los últimos años me he dedicado principalmente a la organización de eventos y al control de marketing. Me gusta tener distintas funciones creativas y espontáneas, además del registro y análisis clásicos de datos.

¿Qué te gusta especialmente de la empresa?
Sus horarios de trabajo flexibles, la relación con los compañeros y su enfoque social. Implico organiza, por ejemplo, jornadas sobre salud y ofrece plazas en una guardería cercana. Además, siempre cuentas con una persona de contacto cuando necesitas a alguien.

¿Cómo te imaginas tu futuro?
Me imagino que, en un año, estaremos trabajando en algo totalmente distinto a lo que hacemos ahora. Hoy en día, en marketing, los procesos, las funciones y las tecnologías cambian constantemente, y esta vertiginosidad influye en gran medida en nuestro trabajo. Siempre surgen cuestiones totalmente distintas a las que hemos tratado antes. Imagino que mi futuro en Implico seguirá siendo muy interesante, exigente y gratificante.

 
 
[fa icon="plus-square"] Christian Schott
  • Jefe de equipo del área de Ventas y proyectos
  • Trabaja en Implico desde 2001 (con una interrupción de un año)
Aprenda más

Hasta ahora, tu trayectoria en Implico ha sido muy intensa. ¿Qué etapas has vivido?
Comencé en 2001 como trabajador externo a través de una empresa de servicios informáticos y, dos años más tarde entré a trabajar directamente para Implico. En 2011 desapareció mi área y, aunque podría haber seguido, quise aprovechar la oportunidad para probar nuevas experiencias en otro sitio. Sin embargo, mi nuevo trabajo no fue como esperaba y en Implico surgieron nuevas posibilidades, así que volví un año más tarde.

Después de ese año, mi función cambió significativamente tanto en términos de contenido como de jerarquía: empecé como desarrollador y ahora dirijo nuestro equipo de proyectos SAP.

¿Cuáles son tus tareas habituales?
Mis tareas habituales son el reclutamiento de empleados, la gestión del personal y la gestión de proyectos, incluida la coordinación de varios proyectos.

¿Qué te parece especialmente interesante?
Al trabajar en proyectos, incluso en las instalaciones de los clientes, se conocen países y culturas interesantes. Arabia Saudí, África, Italia, Baviera... Se viaja a menudo. Claro que viajar puede resultar estresante también, pero yo no estoy hecho para el trabajo puro de oficina. Aunque no siempre se trate de destinos vacacionales, se conocen estilos de vida nuevos totalmente distintos. Y esto me parece muy interesante.

¿Qué es importante para ti como jefe de equipo?

La libertad. Para mí es importante que la dirección de la empresa me dé la libertad de tomar determinadas decisiones. Y también es importante que yo pueda dar libertad a mis trabajadores y que nadie se aproveche de ellos.

¿Qué es lo que valoras de tus trabajadores?
Su autonomía, proactividad y mentalidad empresarial. Todo ello hace más fácil mi trabajo como jefe de equipo. Valoro la flexibilidad que demuestran. Y a las personas que se han ido y vuelven, como yo.

 
 
[fa icon="plus-square"] David Kröger
  • Estudiante del programa de simultaneidad de estudios (Administración de empresas) y prácticas en empresa en el equipo de Recursos Humanos
  • Trabaja en Implico desde 2018
Aprenda más

De una ferretería al departamento de personal de una empresa informática. ¿Cómo conseguiste dar este salto?
Durante cinco años trabajé en varias ferreterías y en los tres últimos años sustituí al encargado. Así que cuando se cerró la tienda me pregunté: «¿y ahora qué hago?» Siempre me había interesado el tema de los recursos humanos y quería trabajar en ese campo, pero sin estudios es difícil. En el caso de Implico, resultó que estaba en el momento oportuno en el lugar exacto: solicité unas prácticas justo cuando buscaban a alguien y acordamos unas en el marco del programa de simultaneidad de estudios y prácticas.

¿Cómo fue tu primer día?

Fue el más organizado que había tenido hasta entonces en una empresa. Por la mañana vinieron a buscarme y me lo enseñaron todo. Incluso estaba preparado mi puesto de trabajo. Al mediodía, el equipo comió conmigo y la jefa de equipo me dedicó todo el día.

¿Qué has aprendido en este tiempo?

Lo primero que aprendí fue que existen otras formas eficaces de dirigir. El trato es muy cercano, hay mucha libertad a la hora de tomar decisiones y la jerarquía es horizontal. Antes, yo no conocía nada de esto, pero funciona.

¿Qué te gusta especialmente de la empresa?Me parece increíble lo que Implico ofrece a sus estudiantes del programa de simultaneidad de estudios y prácticas: un portátil que pueden utilizar en la universidad, una tarjeta de transporte para empleados, un cheque para libros e incentivos por rendimiento. Y también hay agua, café y té gratis para los trabajadores, algo que seguro que tampoco es muy común. Además, valoro que Implico haya intercedido para que haya una estación de bicis municipal en la puerta. Ahora solo tardo 13 minutos en llegar al trabajo.

¿Y qué es lo que valoras de tus compañeros?
Creo que me han tenido en cuenta desde el primer día y que me aceptaron tremendamente rápido. Muchos leyeron las presentaciones de los nuevos empleados en la intranet y vinieron a saludarme.

¿Cómo te imaginas tu futuro?

Me gustaría concluir mis estudios aquí y conseguir un puesto de trabajo en esta empresa. Espero seguir causando una buena impresión y que Implico sea la empresa a la que uno se alegra de acudir cada mañana.

 
[fa icon="plus-square"] Doris Popp
  • Jefa de equipo en el departamento de Desarrollo de software
  • Trabaja en Implico desde 1983 y con ello es la empleada con mayor antigüedad
Aprenda más

No hay ningún empleado que lleve más tiempo que tú en la empresa. ¿Cómo comenzó tu trayectoria en ella?
Empecé en agosto de 1983 con unas prácticas de formación profesional en Rechenzentrum Buhre, que es como se llamaba la empresa por aquel entonces. Éramos cinco personas: los dos fundadores de la empresa, una desarrolladora, una secretaria y yo. Era como una familia: los dos jefes siempre le han dado mucha importancia a que los trabajadores estuvieran bien. Con el tiempo, fueron llegando nuevos compañeros y desarrollamos la solución OpenTAS. Además, tuve dos hijos y me tomé una pausa. Después, llegué a ser jefa del equipo de Desarrollo para el cliente.

¿Cuál ha sido tu experiencia como mujer en un puesto de liderazgo en el mundo de la informática?
Al principio tenía la impresión de que algunas personas pensarían: «¿Va a venir una mujer a decirme lo que tengo que hacer?». Sin embargo, cuanto más tiempo llevaba en el puesto, mejor iban las cosas y ahora todo resulta muy natural.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
Siempre me ha parecido interesante participar en proyectos y pensar la forma de presentar al cliente la solución de software ideal para sus necesidades. También me gusta trabajar con los compañeros de Gestión de soluciones o con los consultores. Yo ya hace tiempo que no desarrollo nada.

¿Qué es lo que valoras de los miembros de tu equipo?
El hecho de que siempre se ayudan unos a otros y de que yo pueda contar con ellos, incluso en momentos de trabajo frenético. Siempre puedo confiar al cien por cien en ellos.

¿Qué sientes cuando un cliente pone en marcha una de vuestras soluciones?
Me siento orgullosa, evidentemente. Si la empresa se encuentra en Hamburgo, siempre intentamos enviar a nuestros desarrolladores a la sede del cliente para que vean el software que han desarrollado y qué opina de él el cliente. Creo que, como desarrolladores, es importante recibir feedback directamente del cliente, tanto si es positivo como negativo.

 
[fa icon="plus-square"] Karsten Schuldt
  • Responsable de la documentación de los productos de SAP
  • Trabaja en Implico desde 2001
Aprenda más

Eres uno de los «veteranos» que trabajaban en la empresa cuando esta no se llamaba Implico. ¿Cómo empezó tu trayectoria en ella?
Yo trabajaba para la empresa que había desarrollado el producto MinOil. Esta se lo vendió a Rechenzentrum Buhre (RZB), que es como se llamaba la empresa antes de ser Implico. En aquel momento, muchos trabajadores –incluido un servidor– se pasaron a RZB. En 2001 fue cuando empezó a llamarse Implico.

¿Cómo es tu día a día en el trabajo?
Mi principal cometido es redactar la documentación online para nuestro software de SAP. Es una especie de manual de instrucciones para los usuarios, aunque también para los consultores. Para ello, trabajo codo con codo con el departamento de SAP e incluso estoy conectado a un ordenador de la sede principal alemana de SAP en Walldorf. Además, estoy en estrecho contacto con nuestros desarrolladores aquí en Implico.

¿Qué es lo que te gusta especialmente de tu trabajo?
En realidad, me gusta todo. Siempre surge algo nuevo porque los fundamentos técnicos van cambiando. En todos estos años no me he aburrido en ningún momento. Además, el entorno ayuda: los compañeros son muy agradables y siempre están dispuestos a escucharte, y con mis jefes me entiendo muy bien. Me gusta venir a trabajar por las mañanas. Y la flexibilidad de horarios también me viene muy bien a nivel personal.

¿Cómo aprovechas la flexibilidad horaria?
Haciendo deporte. Corro una vez a la semana a media mañana, o bien por los alrededores del río o bien hago un entrenamiento por intervalos. Implico tiene un acuerdo con un gimnasio que está cerca, y en virtud del mismo los trabajadores podemos ducharnos gratuitamente en el gimnasio. Algunas veces termino mi jornada antes por la tarde para correr después de trabajar o vengo corriendo al trabajo por la mañana y cuando llego me ducho. Es lo bueno de tener horarios flexibles.

 
 
 
[fa icon="plus-square"] Lucas Ribeiro
  • Jefe de ventasr
  • Trabaja en Implico desde 2017
Aprenda más

Vienes de Brasil. ¿Cómo fue tu llegada a Implico?
Fue toda una sorpresa: me tenían preparado un regalo de bienvenida y mi ordenador y cuenta de correo electrónico ya estaban configurados. Implico es la primera empresa en la que realmente estaba todo listo desde el primer día, aunque quizás esto sea algo habitual en Alemania…

¿Cuál es tu función y cómo es tu día a día en el trabajo?
Soy responsable de seguir ampliando nuestro negocio a nivel internacional y, sobre todo, de impulsarlo en América Latina. Cuando no estoy de viaje, tengo un par de reuniones al día, todas muy necesarias. Además, me gusta dedicar tiempo a hablar con los compañeros de otros departamentos para descubrir la mejor forma de trabajar juntos. Aquí la gente es muy abierta, a diferencia de lo que ocurre en otras muchas empresas, en las que cada persona solo conoce lo que ocurre en su área.

¿Qué es lo que hace especial trabajar para Implico?
Los compañeros son estupendos, muy agradables y serviciales. También me ayudan mucho a mejorar mi alemán. Además, confío en nuestras soluciones. Esto hace que mi trabajo sea mucho más fácil porque vendo algo en lo que creo.

¿Cómo te imaginas tu futuro en Implico?
Auguro un futuro muy prometedor para Implico dentro del mercado y estaría orgulloso de seguir siendo parte del equipo durante mucho tiempo.

 
[fa icon="plus-square"] Marta Pociecha
  • Consultora SAP
  • Trabaja en Implico desde 2014
Aprenda más

Comenzaste en Implico con unas prácticas de formación profesional y después decidiste participar en un programa de simultaneidad de estudios y prácticas en empresa. ¿Cómo fue aquello?
Cuando llegué a Implico en 2014 no había ninguna plaza para simultanear prácticas con la universidad y empecé un curso de formación profesional como representante informático. Sin embargo, sentía que en la escuela de formación profesional no me exigían lo suficiente. Cuando me enteré de que en Implico también se podía estudiar, le pregunté al responsable de mi área si podía cambiarme. En aquel momento ya llevaba casi dos meses en la empresa. A pesar de ello, Implico me concedió el cambio y, una vez recibida la confirmación de la universidad, puede empezar a trabajar directamente sin perder tiempo.

¿Qué te gusta especialmente de Implico?
Trabajamos en un entorno muy interesante en el que existen muchas áreas y actividades distintas.

¿Cómo describirías el ambiente de trabajo?
La relación con los compañeros es genial. Simplemente, está muy bien trabajar aquí. La gente es agradable, siempre está dispuesta a ayudar y se habla de tú a tú. Todos nos tuteamos, y esto también hace las cosas mucho más fáciles. Ya llevo cuatro años trabajando aquí y no he visto nunca una discusión o un problema real entre compañeros.

¿Cuál ha sido tu mejor experiencia hasta ahora?
Era el cumpleaños de mi compañero y estábamos trabajando en las instalaciones de un cliente. El contacto del cliente lo sabía y organizó un desayuno. Aquí la gente se conoce desde hace muchos años y sabe apreciarlo. Creo que esto es algo muy bonito.

 
 
[fa icon="plus-square"] Nabil Fadel
  • Programador ABAP orientada a objetos júnior
  • Trabaja en Implico desde 2017
Aprenda más

¿Cómo llegaste a Implico?
Fue a través del programa Frühstarter, en el que las empresas invitan a estudiantes durante un día. Después de la jornada informativa en Implico, pude pasar un día de prueba. Diez días más tarde, recibí la aceptación de trabajo. Al principio, Implico me ofreció un contrato de dos años y me financió la certificación ABAP. Después de certificarme, conseguí un contrato indefinido.

¿Cómo fue tu llegada?
Fue muy bien. Todos los compañeros eran muy amables. Mi mentor estaba siempre dispuesto a ayudarme y nunca dejó una pregunta sin responder. Cuando ya no pudo seguir ayudándome, me asignó a otra persona de referencia e incluso venía a vernos de vez en cuando.

¿Qué aportaste al puesto como desarrollador SAP?
En realidad yo vengo de otro campo. Estudié Ingeniería eléctrica e informática y así es como aprendí a programar. No tenía ninguna experiencia con los desarrollos en el entorno SAP, la adquirí en el curso de ABAP y, evidentemente, aquí con la práctica.

¿Cuáles son tus funciones principales?
Tengo tres funciones principales. La primera es la documentación de varios productos de software que se han desarrollado en los dos últimos años. La segunda es mi trabajo de desarrollo de un nuevo producto dentro de un equipo. Es muy interesante. Y la tercera es seguir desarrollando funcionalidades concretas para integrarlas en los productos existentes.

Siempre es muy variado. Nunca dedicas el día entero a una sola tarea. Y la variedad es lo más importante para mí.

¿Qué te gusta especialmente de Implico?
La agilidad del equipo. Todos trabajamos en el mismo espacio, a no ser que alguien trabaje desde casa en alguna ocasión, pero nadie se sienta tan lejos como para que haya una diferencia horaria de varias horas. Me gustan las distancias cortas en sentido literal: como mucho, que solo haya que subir una escalera para estar donde se quiere estar.

¿Cómo te imaginas tu futuro en Implico?
Tengo claro que quiero seguir aprendiendo muchas más cosas. Al trabajar con SAP, por ejemplo en el campo de la informática, uno nunca deja de aprender; siempre hay algo nuevo. Esto me resulta apasionante. Y, al trabajar con otras personas en el desarrollo de nuevos productos, aprendo muchas cosas interesantes, por lo que espero poder seguir trabajando en ello durante mucho tiempo.

 
 
 
[fa icon="plus-square"] Nina Ehlert
  • Trabaja en el área de Servicios tecnológicos de SAP como consultora sénior en tecnología SAP
  • Trabaja en Implico desde 2005
Aprenda más

¿Cómo fue tu llegada a Implico?
Empecé el 1 de enero de 2005, pero en diciembre de 2004 ya me invitaron a la fiesta de Navidad. Esto me sorprendió muchísimo. Por aquel entonces todavía no existía el actual proceso de incorporación en el que se muestra la mayoría de departamentos al nuevo empleado. Me tiraron a la piscina directamente: dos semanas después de empezar, mi jefe se fue de vacaciones.

¿Cómo es el día a día en el trabajo?
No hay dos días iguales. Lo primero que hago es mirar el correo electrónico, tanto el mío como el de la cuenta del equipo. A continuación, priorizo las consultas y las tramito. Soy responsable de las modificaciones del sistema SAP de uno de nuestros clientes y en esta área siempre hay algo que hacer. Básicamente, mi función principal es configurar y gestionar conceptos de autorización, definir procesos y crear nuevos tipos de usuario.

¿Qué valoras de la empresa y de los compañeros?
El ambiente de trabajo es muy agradable y la gente se lleva muy bien. Existe una buena comunicación; siempre puedes llamar a cualquier puerta. Además, tengo la flexibilidad que necesito.

 
 
 
[fa icon="plus-square"] Pascal Pape
  • Consultor de petróleo y gas
  • Trabaja en Implico desde 2017
Aprenda más

En tu caso, a mitad de los estudios cambiaste de empresa y entraste en Implico. ¿Cómo fue aquello?
Empecé a estudiar la carrera y a trabajar para una empresa pequeña llamada Stade. Y lo que pasó fue que allí no podía hacer nada de lo acordado. No es fácil cambiarse de empresa a mitad de la carrera, pero yo había visto que Implico buscaba estudiantes y les escribí un correo. Tuve una primera toma de contacto y luego una entrevista de trabajo. Fue todo muy fácil; evidentemente, les encajé.

¿Cómo fueron los primeros días en tu nuevo trabajo?
El primer día me lo enseñaron todo, los departamentos y todo lo demás. En aquel momento empezó también el programa «10 Hours Implico», en el que cada departamento se presentaba; era una especie de curso intensivo por todas las áreas. Además, recibí formación sobre parques de almacenamiento de combustible. Gracias a que tenía más experiencia laboral que otros estudiantes nuevos, pude entrar a trabajar directamente.

¿En qué área trabajas?
Trabajo en Consultoría para la solución OpenTAS de Implico. En mi anterior empresa trabajé en la gestión de proyectos, aunque tuve que hacer mucho desarrollo. Pero ahora, aquí puedo hacer lo que en realidad quería hacer. Trabajo principalmente para un cliente de Irlanda. Lo que hago tiene mucho que ver con la gestión de proyectos y también se ha llevado a cabo en las instalaciones del cliente.

¿Cuáles son tus funciones principales y cuál es la que más te gusta?
Alrededor del diez por ciento de mis funciones gira en torno a la organización y el seguimiento del trabajo del día. También tengo muchas reuniones de planificación, reestructuración y búsqueda de soluciones para los clientes. Solo dedico al rededor del veinte por ciento de mi tiempo a la implementación propiamente dicha. Lo que más me gusta es identificar los problemas y optimizar los procesos. Me parece muy interesante pensar en la forma en la que algo puede servir a largo plazo. Lo bueno es que no se obliga a nadie a seguir un camino concreto. Existe una meta, pero hay mucha libertad para llegar hasta ella.

¿Qué has aprendido aquí hasta ahora?
He aprendido claramente lo que es trabajar a nivel internacional. Muchas cosas se me vienen a la cabeza en inglés antes que en alemán. He aprendido a trabajar de forma autónoma y ahora tengo una mayor visión de conjunto y veo más allá.

¿Qué te gusta especialmente de la empresa?
Me gusta que la empresa sea tan internacional. Incluso de manera interna, se conoce a mucha gente diferente de entornos culturales distintos. Me parece fascinante. Me gusta el trato respetuoso y el ambiente distendido que hay. Aquí nos hablamos todos de tú a tú, incluso con los directivos. Además, no se ve a los estudiantes como mano de obra barata, sino como unos empleados más. Y, sobre todo para mí, ya que tengo que desplazarme para ir a trabajar, la flexibilidad horaria es magnífica.

¿Recomendarías Implico a otros estudiantes?
Evidentemente, solo puedo hablar de mi experiencia y del área de Informática. Implico es una de las pocas empresas de Hamburgo en la que existe la posibilidad de trabajar en todas las ramas que se estudian en la universidad: desde desarrollo de software, marketing o controlling hasta ventas y consultoría. Esto es muy interesante para los estudiantes y solo se da en empresas grandes. Es una oportunidad para encontrar un puesto de trabajo en el futuro. Porque, al fin y al cabo, cuando uno acaba secundaria, ¿quién sabe lo que va a querer hacer más adelante?

 
 
[fa icon="plus-square"] Thorsten Klingspor
  • Director del departamento de Desarrollo SAP
  • Trabaja en Implico desde 2001
Aprenda más

Algunos empleados ya trabajaban en la empresa antes de que pasara a llamarse Implico. Tú eres uno de ellos. ¿Podrías contarnos tu historia?
Poco antes de que la empresa se convirtiera en Implico, la antigua compañía se hizo con un producto y varios trabajadores de otra empresa. Yo fui uno de los primeros que pasó a Implico. Así que participé desde el principio en la estructuración del área de SAP que se creó en ese momento.

¿Cuáles son tus funciones principales?
Mi principal cometido es la relación entre Implico y SAP. Soy responsable de nuestros productos SAP, desde su diseño y desarrollo hasta la estrategia de lanzamiento, la documentación y el mantenimiento, pasando por la coordinación y las fases de testeo. Como director de departamento, también me encargo del reclutamiento y la formación continua del personal, los periodos de prueba de potenciales trabajadores y la coordinación con los jefes de equipo.

¿Cuáles han sido los mayores retos a los que te has enfrentado en este trabajo?
Para nosotros ha supuesto todo un reto que nos tengan en cuenta y nos tomen en serio como empresa externa al mundo SAP. Lo primero que aprendí fue la importancia de la colaboración con SAP: qué es lo que hay que hacer para que nuestros desarrollos lleguen como si se tratara de productos desarrollados en la sede de SAP en Walldorf. Con los años, nuestra comunicación con los trabajadores de SAP es cada vez más estrecha.

También suponen un reto los distintos niveles de gestión de personal: trabajadores internos y externos, estudiantes universitarios y de formación profesional, y becarios. Son cinco grupos de trabajadores con necesidades distintas.

Por suerte, no estoy solo. Cuento con trabajadores y jefes de equipo excelentes. Solo así es posible.

¿Qué es lo que hace especial trabajar para Implico?
Existen pocas estructuras, por lo que hay libertad para crearlas. Es raro que se pongan trabas del tipo «porque siempre ha sido así». Valoro muchísimo la posibilidad de trabajar de forma autónoma.

También resulta fascinante su carácter internacional. Cuando nos faltan recursos humanos, contratamos a trabajadores de todo el mundo. En nuestro departamento contamos con gente interesante de cualquier parte del mundo.

¿Qué esperas de tus equipos?
Que tengan iniciativa. El mundo de las tecnologías es muy cambiante y no existen instrucciones para todas las cosas nuevas que surgen. Los trabajadores deben profundizar en ellas, investigándolas y probándolas. De los jefes de equipo de mi departamento espero que sean independientes: pueden organizar sus áreas como consideren oportuno. Si tengo que controlar a los trabajadores, no son los adecuados.

¿Qué se siente cuando una solución marcha bien en las instalaciones del cliente?
Es todo un orgullo, está claro. Trabajamos en aspectos esenciales; no nos queda otra. Gracias a nuestras soluciones, los procesos de compañías internacionales funcionan. Recientemente introdujimos en el sistema de uno de nuestros clientes el nuevo software S/4HANA, que no se había puesto en marcha en ningún otro lugar. Y salió bien desde el primer día. Los plazos del proyecto se iban volviendo cada vez más exigentes, pero nuestro departamento lo sacó adelante. Eso me enorgullece muchísimo.

 
CONTACTO GRADUADOS / PROFESIONALES CON EXPERIENCIA
Kathleen Topp
Head of Human Resources
Tel.: +49 (0)40/27 09 36-0
jobs@implico.com
 
Comparta esta página en su red:
  
Información adicional en una línea